Política

Hubo actividad en el marco del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

26/11/2020

El miércoles, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y Disidencias, se realizó una intervención en la puerta del Palacio Municipal y se leyó un documento desde la Asamblea Feminista Tandil.

El miércoles, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y Disidencias, se realizó una intervención en la puerta del Palacio Municipal y se leyó un documento desde la Asamblea Feminista Tandil.

Cabe recordar, que esta actividad se incluye dentro de otras tantas que se vienen realizando y realizarán durante toda la semana.

En esta oportunidad, se realizó la intervención "Mil manos, Mariposa" del Colectivo Concha, y se leyó un extenso documento elaborado para la ocasión con distintas propuestas y exigencias al Estado. Se informó también que se solicitará "la Banca 21 para presentar el mencionado documento.

Recordamos que las actividades continúan de la siguiente manera:

Jueves 26, a las 19: "Reflexiones feministas en pandemia". Conversatorio sobre el rol de las organizaciones sociales durante la pandemia.

Sábado 28, a las 17: "Pantallazo a la violencia mediática". Televisores intervenidos por artistas locales. Exponen: Sonia Uttile, Clarisa Rodríguez, Malu López, Lu Amapolas, Pau Aldea, Gui Goñi, Lucre Lunar, María Abasolo, Mariana Debaz, Mariana Hoffman, Sol Binando y Magalí Cola.

 

EL DOCUMENTO

HARTXS

25 de noviembre - Día de acción y lucha contra las violencias hacia las mujeres y disidencias

El 25 de noviembre de 1960, las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas por la dictadura de Trujillo, contra la que combatían con decisión. Hace más de 30 años en todo el mundo levantamos sus banderas y reivindicamos sus luchas.

Hoy se hace evidente la crisis civilizatoria del mundo capitalista, racista, clasista, heterocispatriarcal, capacitista, extractivista, imperialista; exhibiendo su incapacidad para atender las demandas de la mayor parte de la población mundial para garantizar la existencia humana.

La precariedad de la vida en la que nos encontramos las clases trabajadoras, produce múltiples violencias, las cuales se multiplican y potencian. Frente a esas violencias nos organizamos y denunciamos la falta de garantías de derechos, despojando la posibilidad de acceso a condiciones dignas de vida. Frente a estos colectivos(as) han emergido nuevas reacciones violentas en América Latina, que unen a los sectores más reaccionarios, con los sectores más conservadores y concentrados, y despliegan las intolerancias y odios de siempre con "renovados" discursos morales, y prácticas represivas para disciplinar, para construir miedo, para dominar.

Hoy más que nunca atravesamos juntas y juntes las fronteras de los estados nacionales, a través de las luchas transfeministas contra todas las violencias. Por eso, en el marco del 25N, exigimos justicia por Lilian y Maria Carmen, dos niñas argentinas de 11 años de edad, asesinadas por fuerzas militares paraguayas. Denunciamos la tenaz criminalización a las mujeres militantes y activistas que se manifestaron por pedidos de justicia. A casi tres meses del hecho, demandamos que se juzgue a los responsables y sus cómplices.

Sabemos cómo actúan el fascismo, el racismo, la misoginia, los fundamentalismos religiosos, cuando recurren a los golpes de estado, a las invasiones, a la militarización de los territorios, a las múltiples violencias. Denunciamos el golpe de estado en Perú y gritamos:

¡Dictaduras nunca más! ¡Fuera los militares de las calles, asesinando a los pueblos, violando a las mujeres!

¡Las vidas de las mujeres y disidencias originarias, negras, latinas, migrantes importan! ¡En todos nuestros territorios!

En nuestro país, la pandemia ha puesto a la luz la profundidad de la crisis en la que nos encontramos, crisis que es sanitaria, económica, social y política. Se han intensificado las desigualdades y de esta manera las consecuencias sufridas por mujeres, disidencias, infancias, juventudes y adultes mayores.

En un contexto de Crisis Mundial nos encontramos aun haciendo frente a la nefasta deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri, que profundiza la miseria, las desigualdades sociales y acentúa la feminización de la pobreza.

Sabemos que el actual contexto de pandemia es consecuencia de las políticas extractivistas, del sistema de cría intensiva e industrial de animales, del agronegocio, de la contaminación de las tierras, los ríos, las lagunas, el incendio de bosques nativos; que buscando maximizar ganancias, multiplican el mal vivir y el mal morir, por enfermedades que llevan y traen los virus, por el cáncer, por la depresión, por la desnutrición.

Esta pandemia puso en evidencia las violentas desigualdades que recaen sobre nosotras y nosotres. Ha dejado sin escapatoria a quienes viven situaciones de violencia intrafamiliar, reforzando la convivencia con el agresor, incrementando las situaciones de peligro, recrudeciendo las situaciones de violencia machista que vivenciamos las mujeres y disidencias

Desde el Observatorio de las Violencias de Género "Ahora Que Sí Nos Ven" dieron a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 20 de noviembre de 2020, elaboradas a partir del análisis de medios gráficos y digitales de todo el país:

265 femicidios: 1 femicidio cada 29 horas.

184 femicidios durante los períodos de ASPO y DISPO entre el 20 de marzo y el 20 de noviembre.

7 de cada 10 fueron cometidos por las parejas o ex parejas de las víctimas

El 64,5% ocurrió en la vivienda de la víctima

61 víctimas habían realizado una denuncia o tenían medidas judiciales de protección

Al menos 230 niñes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en

2020.

Le decimos a la Justicia que genere dispositivos que sean accesibles, por eso sostenemos la necesidad de una Oficina de Violencia de Género en donde poder radicar la denuncia sin necesidad de hacerlo luego en el resto de instituciones, que tenga acciones integrales de resguardo de les denunciantes, que tenga lenguaje comprensible.

Reforma judicial ya!

Porque sabemos las limitaciones de la justicia actual, incluso de la resistencia a la Aplicación de la Ley Micaela, donde el Ministerio de Mujeres, géneros y Diversidad no ha logrado avanzar en la capacitación a las máximas autoridades por la resistencia de dicho poder.

En nuestras casas hemos vivido la sobrecarga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados, profundizado por el cierre de las actividades educativas y culturales. No podemos dejar de mencionar, tal como se señala en el documento del "1° Encuentro Nacional de Mujeres con Discapacidad" - octubre 2020, que dicha sobrecarga afecta, aún más, a las mujeres, madres en su mayoría, que garantizan cuidados a personas con discapacidad.

En nuestros trabajos remunerados, se ha exacerbado la situación de precariedad y fragilidad laboral en la que nos encontrábamos la enorme mayoría de nosotras y nosotres, ya antes de la pandemia. Las condiciones laborales de informalidad e inestabilidad -con escasos o nulos ingresos que nos impiden cubrir nuestras necesidades básicas y las de las personas a nuestro cuidado- han empeorado a partir del aislamiento porque se ha afectado la percepción de nuestros salarios, nos hemos quedado sin empleo, nos hemos expuesto al contagio y hemos puesto en riesgo nuestra salud y la de nuestras familias por tener que continuar concurriendo a los lugares de trabajo. La situación se agudiza para el colectivo travesti trans históricamente postergado, negado, invisibilizado y maltratado, condenado todos los días a una espantosa miseria por ser quienes queremos ser.

En nuestras organizaciones, comedores, centros culturales y espacios hemos sido las y les que redoblamos los esfuerzos para sostener las actividades, reinventando las formas, asistiendo y acompañando a quienes peor la pasan con esta pandemia. No nos aislamos de las redes de cuidado, las multiplicamos.

En nuestros cuerpos ante un embarazo indeseado hemos vivido por años la violencia del Estado. Este 25 tenemos nuevas expectativas, esas que hace 15 años empezábamos a imaginar y a las que se fueron sumando cientos y miles. Nuestras luchas hicieron que podamos llegar a este momento. Impusimos el derecho al aborto en la agenda social, política y de gobiernos.

La interrupción legal del embarazo es un derecho pero el acceso es desigual en el país: provincias enteras, hospitales y Centros de Salud obstruyen, objetan y/o dilatan la práctica; hay barreras tanto materiales como simbólicas para acceder, lo cual nos empuja a la  clandestinidad y a prácticas que ponen en riesgo nuestra salud y nuestras vidas. En Argentina, cada tres horas, según UNICEF, una niña entre 10 y 14 años, es obligada a gestar, parir y criar. ¡Por infancias libres de embarazos forzados y estereotipos sexogenéricos!

Exigimos al Estado Nacional: tratamiento y aprobación inmediata de la Ley IVE. ¡La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito tiene un proyecto!

Basta de postergar, de empujarnos a abortos inseguros y de criminalizar a quienes se los realizan. ¡Los proyectos de vida de las mujeres cis, lesbianas, varones trans y no binaries, importan! Es una deuda de la democracia con nosotras y nosotres y nuestras autonomías.

¡Seguiremos en las calles hasta que SEA LEY! ¡ES URGENTE! ABORTO LEGAL EN 2020.

En los medios de comunicación, estamos hartas y hartes de los mensajes mediáticos repletos de patrones estereotipados, mensajes e imágenes que promueven, legitiman y naturalizan directa o indirectamente las desigualdades que estamos denunciando.

Queremos políticas comunicacionales que incluyan la perspectiva de género y que garanticen la igualdad en las representaciones que construyen y reproducen. ¡Queremos que nos nombren como somos! Con nuestros pronombres, nombres, identidades. No queremos que nos frivolicen ni ridiculicen. ¡Exigimos que no silencien ni minimicen la violencia machista! Queremos que se garantice nuestra privacidad y no se espectacularicen las violencias poniéndonos aún más en riesgo!

En las calles el aislamiento ha implicado en muchos casos abusos de poder y autoridad, saturación de fuerzas represivas en el espacio público, hostigamientos y estigmatizaciones.

Sin embargo, nosotras y nosotres sabemos bien que las calles nos siguen encontrando. Con tapabocas, con medidas de protección, sin la cercanía y el contacto que acostumbramos pero con el fuego intacto por la rabia encendida de las y les que nos faltan. Con esa rabia, gritamos: ¡ESTAMOS HARTAS!, ¡ESTAMOS HARTES!

POR ESO EXIGIMOS:

- DERECHO A UNA VIDA DIGNA: salud, educación, tierra, vivienda, trabajo, autonomía sobre nuestros cuerpos y decisiones. No queremos más llorarnos, no queremos más una vida de lamentos y sufrimientos. Queremos celebrarnos, festejarnos, amarnos y vivir dignamente. ¡Nos mueve el deseo de cambiarlo todo! En este sentido reafirmamos que la falta de políticas públicas en materia de tierra y vivienda para los sectores populares conduce a muches a la desesperante situación de calle, en especial a mujeres y niños, eso se ha visto evidenciado en hechos como la Toma del Guernica, lejos de ser los desalojos forzados una respuesta, creemos que se debe seguir trabajando en la integración sociourbana de los barrios populares, en la generación de lotes con servicios y líneas de vivienda accesible

¡TIERRA PARA VIVIR, FEMINISMOS PARA HABITAR!

- IMPLEMENTACIÓN REAL DE LA ESI: con perspectiva de género, diversidad y discapacidad para descubrir nuestras libertades, para garantizar crianzas libres de mandatos cisheteronormados, y así luchar por un futuro sin homo lesbo trans odio.

Otro mundo donde nuestros deseos no sean encorsetados, donde no nos expulsen de la escuela, la salud, de nuestras casas. Porque creemos que la ESI es una herramienta fundamental para desarmar la violencia machista.

- UNIVERSALIZACIÓN E IMPLEMENTACIÓN DE LA LEY MICAELA para que el Estado (en sus tres poderes) no nos violente con sus prácticas estigmatizadoras, ni niegue nuestras identidades de género y orientaciones sexuales, ni nos siga revictimizando bajo prácticas machistas. También exigimos, como el Art 2 de la Ley lo prevé, la participación en todas las instancias de formación, de las organizaciones sindicales.

- PLENA IMPLEMENTACIÓN POR PARTE DEL ESTADO NACIONAL DEL CONVENIO N° 190 DE LA OIT contra el acoso y la violencia en el mundo del trabajo, para que todos los actores involucrados adopten estrategias integrales y apliquen medidas para prevenir y combatir la violencia, establezcan mecanismos de seguimiento y control de su aplicación, velando por el acceso a vías de recurso y reparación. Reclamamos formación y sensibilización necesarias para garantizar que este convenio no sea solo una ley y que podamos incorporar su contenido a la legislación vigente y a todos los convenios colectivos de trabajo.

- POLÍTICAS PÚBLICAS INTEGRALES CON PERSPECTIVA DE DISCAPACIDAD que posibiliten el acceso de mujeres, niñes y jóvenes con discapacidad a la educación; a las tecnologías; al empleo -cumpliendo con la ley 22431, 4/100 de cupo laboral-; a la atención de la salud con prestaciones y medicación acorde; a la justicia.

En Tandil, organizaciones sociales, políticas, gremiales y estudiantiles que integramos los feminismos locales nos autoconvocamos con el fin de visibilizar, debatir y proponer modificaciones necesarias para avanzar hacia una sociedad sin violencias por motivos de género.

En nuestra ciudad, en consonancia con la situación general, de acuerdo al "1° Informe parcial sobre transformaciones en las políticas de abordaje en la violencia" Cisoc, 2020, se han agravado las condiciones de vida, generando dificultades en el acceso a la alimentación y otros recursos materiales, principalmente de mujeres cis con familiares a cargo y personas trans/travestis. La atención de dependencias estatales en este contexto, con el desplazamiento hacia formatos no presenciales, telefónicos y virtuales, profundizó la ya existente brecha y con ella, la desigualdad de acceso a las instituciones. Creemos oportuno denunciar los dichos estigmatizantes y discriminatorios de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat, abonando a un sentido común lleno de odio que recae fundamentalmente sobre las mujeres beneficiarias de programas de protección social. También destacamos que mientras que los Centros Comunitarios cerraron sus puertas, las organizaciones sociales reorganizaron rápidamente sus dinámicas e intensificaron los acompañamientos y asistencias. En este sentido, exigimos la urgente atención y fortalecimiento de los espacios comunitarios y territoriales y el reconocimiento y articulación con las organizaciones que trabajan cotidianamente en espacios comunitarios y de cuidado.

Esto desmercantiliza el servicio de cuidados al mismo tiempo que reconoce acciones de organizaciones sociales en estas tareas. Pensar estas políticas desde una perspectiva de género, participativa y dialógica, asentada en una pedagogía popular.

En este sentido, también exigimos políticas de cuidado integral y derecho al tiempo libre.

Sobre las mujeres, y especialmente sobre las mujeres más pobres, recae la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidado, impidiendo o dificultando la posibilidad de obtener un empleo o crecer en el mismo, estudiar, gozar de tiempo libre. Necesitamos de la creación de nuevos jardines maternopaternales públicos de gestión estatal.

Solicitamos que se eliminen las prácticas que refuerzan estereotipos de género para acceder a cupo en maternales municipales al requerir certificado de trabajo solamente a las mujeres para incluir a les niñes en la matrícula.

Nos preocupa particularmente la situación de nuestras niñas, niños, niñes y adolescentes y por ello exigimos la plena implementación de las leyes de Promoción y Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la incorporación de perspectiva de género en todos los organismos del Sistema de Promoción y Protección para la construcción de prácticas que abandonen lógicas violentas y revictimizantes hacia las familias y niñes.

POLÍTICAS DE ACCESO A LA CIUDAD// DERECHO A LA CIUDAD Y A TERRITORIOS SANOS. No queremos que nos fumiguen! Repudiamos las consecuencias de las prácticas agrícolas que utilizan agroquímicos, particularmente, las fumigaciones en las áreas rurales de Tandil. Exigimos que se aplique la restricción de 2.000 metros para las fumigaciones aéreas con agrotóxicos y 500 metros para las terrestres y la reforma de ordenanza 12.316 del año 2011.

La ciudad no se limita a las cuatro avenidas. En los barrios populares necesitamos espacios comunitarios de cultura y deporte, iluminados y accesibles para todas y todes. En este sentido repudiamos las políticas capacitistas del estado municipal que nos deja sin plazas, sin veredas, sin rampas por fuera de la zona céntrica y los circuitos turísticos. Queremos espacios verdes y recreativos en los barrios.

Requerimos la urgente atención y fortalecimiento de los espacios comunitarios y territoriales, que han paleado los momentos de crisis y hambre con organización solidaria, feminista y autogestiva. Exigimos el apoyo municipal a todas las organizaciones que trabajan contra la Violencia de Género en la ciudad.

POLÍTICAS DE ACCESO A LA SALUD

El acceso a la interrupción legal del embarazo se ha visto obstaculizada por las trabas habituales ubicadas principalmente en el segundo nivel de atención- y la dificultad para que las personas con capacidad de gestar puedan contar con el tiempo y las condiciones para hacerlo en forma segura, aún más si se encuentran en contextos hostiles. Por otra parte, se marcó la vulnerabilidad a la que se encuentran expuestes quienes se dedican al trabajo sexual no sólo por el corte en los ingresos, sino en algunos casos, por la persistencia de la persecución policial en caso de seguir ejerciendo en la vía pública. Una cuestión que se ha indicado cómo particularmente complejo es la de las personas que conviven con VIH, especialmente aquelles en la etapa sida, no sólo por el riesgo derivado de esta situación sino también por las limitaciones en su movilidad que surgen de los recaudos para evitar posibles exposiciones al COVID-19. Varies entrevistades han señalado las condiciones de vulnerabilidad de la población migrante, en especial de quienes no cuentan con la documentación pertinente o se encontraban en proceso de gestionarla antes del ASPO, lo que ha traído algunas dificultades para acceder a asistencia social.

Exigimos al estado municipal la adhesión al Protocolo actualizado para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo; exigimos un avance en la garantía del acceso a las consejerías de ILE en los CeSAC donde aún no se han implementado. De 16 centros urbanos y 4 rurales sólo en 6 se realizan consejerías de ILE. Centros de salud comunitaria donde no garantizan acceso a ILE: Barrio Arco Iris, María Auxiliadora, Selvetti, Villa Italia Norte, Lisandro de la Torre, Villa Italia, Unión y progreso, Metalúrgico, Palermo, Cerro Leones, Centros de Salud Comunitarios Rurales: De la Canal, Fulton, Iraola, Gardey.

Exigimos la incorporación de personal no objetor de conciencia en el Hospital Ramón Santamarina. Así como la visibilización de las prácticas de violencia institucional que se han denunciado en el mismo, a raíz de las acciones de profesionales antiderechos, contra las mujeres y sujetes gestantes que requieren ILE.

Exigimos la voluntad política de dar a conocer que en Tandil la ILE existe y que es obligación del estado municipal la formación de nuevos Equipos Multidisciplinarios con perspectiva de género y de derechos en Salud Sexual Reproductiva y no Reproductiva.

Solicitamos la implementación del proyecto de Salud Integral e Integrada para las personas del colectivo LGBTTIPQ+. Celebramos que se haya incorporado recientemente al Hospital de Niñes un espacio de referencia de la diversidad, creemos que debe retomarse el proyecto que se presentó en el mes de diciembre de 2019 desde la Mesa Intersectorial contra la Violencia Familiar y de Género ante las autoridades del Sistema Integrado de Salud para garantizar en todos los àmbitos la efectivización y promoción de la atención capacitada y libre de prejuicios.

Requerimos la transversalización de la Campaña "Indetectable igual intransmisible" en los distintos ámbitos municipales, que ya fue iniciada por organizaciones de HIV y disidencias de la ciudad a nivel nacional y regional.

Exigimos al ejecutivo municipal que garantice un programa integral de salud menstrual, que priorice la entrega de insumos de gestión menstrual de forma gratuita a personas menstruantes que los requieran, articulando con el Sistema Integrado de Salud y Consejo Escolar. Además, se informe y concientice mediante talleres y campañas, sobre la problemática que involucra a la menstruación y de esta forma garantizar igualdad de oportunidades para todas y todes.

POLÍTICAS DE TRABAJO Y CAPACITACIÓN LABORAL CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Solicitamos que se genere un programa de fortalecimiento y apoyo económico para trabajadorxs de la economía popular y emprendimientos productivos autogestivos que lleguen a todas y todes. Es necesario que se generen espacios de comercialización, estrategias de articulación con las organizaciones para ser proveedoras y fortalecimiento de las líneas de fomento a la producción local.

Solicitamos la ampliación de espacios de capacitación laboral y en oficios con perspectiva de género. No queremos capacitaciones sexistas, que nos vinculan a tareas feminizadas, sino ampliar nuestros universos de posibilidades desde la autogestión, la proyección de nuestros productivos y el acompañamiento en el desarrollo de los mismos.

Por ello, consideramos imprescindible que en cada espacio de capacitación se garanticen espacios de cuidado de niñes.

Efectivización local del Cupo laboral travesti trans. Frente a la Pandemia, se avanzó en la incorporación de muches compañeres al Potenciar Trabajo, pero queda pendiente una trabajo para la garantización del cupo laboral a nivel local.

POLÍTICAS DE ACCESO A LA VIVIENDA

Exigimos la creación de un plan de acceso a la vivienda para el partido de Tandil que atienda la situación de emergencia habitacional que presentan las mujeres y disidencias que no tienen un empleo estable, que se encuentran a cargo de otres o como sostén de núcleos familiares, y en particular de quienes han transitado por situaciones de violencia de género y han perdido todo.

Resulta urgente el replanteo de la asignación de ayudas económicas para alquiler en el ámbito de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat, así como desde la Dirección de Políticas de Género. Exigimos que se construyan dispositivos de acompañamiento en las búsquedas, para garantizar condiciones acordes a las necesidades de mujeres, disidencias y niñes a cargo.

Proponemos la construcción de un programa de acceso a la tierra y la vivienda para mujeres y disidencias, que permita reconocer sus características laborales y sociales, posibilitando la construcción de proyectos de vida sin temor a vivir en la calle.

Solicitamos la revisión del dispositivo Casa de Abrigo "Marta Pelloni" y de los objetivos que guían su funcionamiento. La planificación de todas las propuestas que venimos mencionando implican la transversalización de la perspectiva de género y para este fin se requiere de un Secretaria de Género y Diversidad que tenga la capacidad ejecutiva de poder llevarlas a cabo.

En Tandil, luego de mucho tiempo de presión e insistencia por parte del movimiento de mujeres, desde hace cuatro años contamos con una Dirección de Políticas de Género y  Diversidad Sexual que debería atender integralmente la situación de mujeres y disidencias.

Sin embargo, la misma, desde su creación, aborda de manera parcial, fragmentada e insuficiente nuestras realidades y necesidades urgentes.

Advertimos la insuficiencia presupuestaria, la escasa cantidad de profesionales y su falta de idoneidad en muchos casos, criterios de admisión restringidos que nos empujan a una situación de gran vulnerabilidad y riesgo, inexistencia de un abordaje preventivo y de sensibilización. La situación de pandemia agravó aún más la situación para quienes necesitaban del acompañamiento estatal, ya que la atención virtual inicial de todos las dependencias que atienden situaciones de violencia de género fue un obstáculo en un contexto de demanda creciente.

El informe del CiSoc también advierte sobre la situación de adolescentes y jóvenes LGBTTTIQ+, ya que son elles quienes se encuentran más expuestes a situaciones de violencia y conflictividad en hogares donde priman contextos de discriminación.

Es por todo esto y considerando que en la Provincia y a nivel Nacional el movimiento feminista, de mujeres y de disidencias ha promovido la jerarquización de la política pública en relación a género y sexualidades, a partir de la creación de Ministerios específicos, proponemos la jerarquización de la Dirección, transformándola en Secretaría, con personal que cuente con formación en perspectiva de género y diversidad y presupuesto acorde.

Destacamos la necesidad de un cambio en las estrategias de atención y demandamos

- Un abordaje integral que no se reduzca a la urgencia de las violencias más explícitas, sino que también contemple el acceso a una vivienda digna, a la salud, al trabajo y a la educación;

- Intervenciones con perspectiva de género en todas las dependencias y organismos del Estado que atiendan situaciones de violencia familiar y de género;

-Implementación urgente de la Ley Micaela, con una propuesta formativa de calidad y a cargo de personal con trayectoria en experiencias de formación y sensibilización en la temática y que garantice experiencias formativas desde la pedagogía y las epistemologías críticas, disidentes y feministas

Este 25 de noviembre, desde Tandil, nos sumamos a las luchas en toda Latinoamérica, por una sociedad más justa y libre de violencias por motivos de género.

Vivas y libres nos queremos!

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2021 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados