PRODUCTOS QUÍMICOS

"Los productos que usamos en el hogar, producen muchísimas más intoxicaciones que los de uso rural"

09/11/2020

El reconocido bioquímico Fernando Manera, habló sobre el uso de los químicos en el hogar y el campo. Explica que 1500 metros distancia entre el uso rural y lo urbano es "una locura". Detalló la cantidad que usamos en nuestras casas y los problemas que eso trae.

Los químicos y su uso, tanto en el hogar como en el campo, vienen siendo tema de discusión hace años. Se mencionan muchas teorías al respecto, pero pocas respuestas claras.

El Diario de Tandil charló con el bioquímico Fernando Manera*, quien con una gran predisposición expuso sobre estos temas, tratando de aclarar diferentes puntos de este complejo mundo.

Vale decir, en principio, que Manera en el año 2000, siendo el primero presidente y fundador de la Asociación de Bromatología, Ambiente y Zoonosis de la provincia de Córdoba, cuando se comenzaba la discusión por el uso de agroquímicos, se metió de lleno en el asunto.  "A medida que fui avanzando, me llevé una gran sorpresa, la cantidad de agroquímicos que usamos en el hogar sin que nadie nos diga nada. Lo que más me impactó fue el agroquímico lindano contra la pediculosis, que en ese momento en nuestro país había ya 12 leyes que lo prohibían para usar en el campo y en veterinaria. Se demostró que cuando se ponía ese insecticida como antiparasitario en ganado vacuno, era cancerígeno. Me lo encontraba en las farmacias para matar los piojos en las cabezas de los chicos", explica y señala que no es el único que se utiliza para ese fin, con las mismas consecuencias.  

"Hay médicos que cuestionan los agroquímicos y ellos están recetando los peores para estos tratamientos", afirma y explica que "junté todas las evidencias, presenté una demanda al Defensor del Pueblo de la Nación, se dio a lugar, y en 2011 quedó prohibido el lindano en el campo medicinal en todo el país".

Así, fue haciendo lo mismo en distintos países como Bolivia, Perú, Chile y Colombia; incluso lo contactaron de la BBC de Londres, donde él informo que se utilizaba allí también.

Dice que "hoy vas a la farmacia y el 70% de los piojicidas tienen que ver con piretroides. Cuando estos productos se utilizan en el campo agronómico, se hace entre el 0,1 y 0,8% de concentración, mientras que en las farmacias está al 5%. Si bien son de baja toxicidad, estamos poniendo un fitosanitario en la cabeza mientras se cuestiona cuando se aplica en el campo", detalla Manera.

Y no solo con ese fin los usamos en casa, remarca lo que pasa con los insecticidas hogareños, que "tienen productos de uso agronómico, con la misma concentración que la que usa en el campo".

"El problema no pasa por no usarlo en la casa, sino en saber cómo se utiliza. Me preocupa lo que pasa en las casas porque es un uso totalmente irracional. Se ven las publicidades, que incitan al mal uso, la mamá lo usa delante de toda la familia", menciona. Detalla que para el buen uso de un insecticida, se debe cerrara una habitación, dejando una puerta abierta, en el medio de la habitación tirar cuatro o cinco segundos, luego lo mismo desde la puerta, retirarse, y cerrar una hora y media para que difunda y sedimente.

En el campo, explica que la cuestión es similar, no pasa por no usar los productos, sino por hacerlo con el conocimiento adecuado. "La persona que usa el producto tiene que hacerlo responsablemente, con la maquina habilitada. Falta el Estado controlando que se haga como corresponde. Hoy se pone a todos en la misma bolsa, hay gente que está trabajando muy bien, pero otros hacen las cosas mal y es un problema muy complejo", destaca el profesional.

Cuestiona también la relación que se le adjudica a estos productos con el cáncer y enumera que "para tener una idea, los países con más cáncer en el mundo son Dinamarca, Noruega y Francia; luego siguen todos países de la Comunidad Europea, Australia, Estados Unidos, Cánada, y recién ahí aparece el primer país sudamericano en tasa de cáncer que es Uruguay. Después de la Isla de Barbados y la Guyana Francesa, viene Argentina. Si somos el país con mayor de producción de granos, evidentemente esta enfermedad no relaciona el uso de los fitosanitarios con lo que le pasa a la gente".

Trató en la charla también el tema de la distancia con zonas urbanas para el uso, pero fue tajante diciendo que "1500 metros son una locura".

Dando más detalles, dijo que "Se piden 1000 o 1500 metros de zona de exclusión. Los ambientalistas franceses, con mucho fundamento, pidieron 150 metros. Francia, en enero de este año, dio cinco metros para cultivo de piso y 10 para cultivos arbóreos. No existe zona de exclusión en los demás países europeos. No tiene sentido tener una zona de exclusión de 1000 metros, se mezcla todo, porque el problema toxicológico es una cosa, y el problema político es otra. Varios organismos de control determinaron que los domisanitarios, los productos que usamos en el hogar, producen muchísima más intoxicaciones que los productos de uso rural. Pero a esa gente nadie los escucha, no tienen prensa. Creo que hay un grupo de argentinos que es especialista en fomentar la grieta, en este caso campo - ciudad".

"la salud no es negociable, pero teniendo más de 150 metros es más que suficiente. Algunos políticos quieren poner más distancia, para no controlar. Eso es más peligroso que tener una aplicación cerca pero controlada. En Córdoba, por ejemplo, no tenemos zona de amortiguamiento, pero si controles", indicó.

"El mundo químico es muy complejo, es algo que no teníamos. Hace 70 años creció el número de habitantes en el planeta y lo sigue haciendo. Tenemos que producir alimentos, curar enfermedades; entonces se comenzó a producir este mundo, que nos ayudó a mejorar la calidad de vida, pero sin el conocimiento adecuado provocan problemas crónicos. En Argentina llevamos más de tres años sin muertos por el mal uso de fitosanitarios, pero algunos toxicólogos no se ponen de acuerdo, diciendo que mueren entre 20 y 25 mil personas por año por el uso incorrecto de medicamentos.  En nuestro país la automedicación es algo terrible, y no hablar ahora con el tema de la pandemia", mencionó Manera.

 

*SOBRE FERNANDO MANERA

Bioquímico, egresado de la Universidad Nacional de Córdoba.

Director de MicroBioLab (Laboratorio de análisis de aguas, alimentos, químicos ambientales, plaguicidas, etc.)

Ex Director del Departamento Bromatología y Ambiente, Ex Sub Secretario de Salud y Prevención Comunitaria.

Miembro fundador y primer Presidente de la Asociación de Bromatología, Ambiente y Zoonosis de la Provincia de Córdoba.

Profesor de Eco-Toxicología en Diplomatura de Pos Grado en Ambiente, de la Universidad Católica de Córdoba.

Miembro de la Asociación de Toxicología y Ambiente, del Circulo Medico de Córdoba.

Expositor internacional sobre: Químicos Tóxicos de Exposición Diaria - Una Amenaza Invisible y Riesgos Biológicos y Químicos para los Niños - Lavado correcto de manos, actividad que mereció un reconocimiento del INAL (Instituto Nacional de Alimentos).

Orador TEDx

Asesor y/o Director Técnico de Empresas y Municipios que distribuyen agua potable.

Autor de libros:

Manual para Elaboradores de Alimentos (descarga gratuita en internet).

Una amenaza invisible (tres ediciones) libro que coronó años de investigaciones y de contrastación de datos sobre los peligros del mundo químico en el que vivimos, con el que estamos en interacción permanente.

Aportó datos concluyentes para que ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) obligara a las empresas farmacéuticas a abandonar el uso del agroquímico conocido como Lindano en las composiciones antipediculicidas. En esa misma senda, viene gestionando la prohibición del uso del Bisfenol A (componente de algunos plásticos), sobre todo en artículos de uso pediátrico como mamaderas, platos, vasos y chupetes.

Referente obligado en cuestiones vinculadas a la salud pública y a los riesgos a los que nos vemos expuestos en nuestros hogares, en la escuela y hasta en nuestros lugares de trabajo.

Una amenaza invisible vino a ponernos en alerta sobre cómo interactuamos con el mundo químico y los riesgos a los que nos exponemos, principalmente embarazadas, bebes y niños.

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2021 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados