Papel

Lado B: Javier Lopez Actis - Arenas Perfumadas

14/05/2019

"El cine provoca emociones y sensaciones, trabajo en lograr que las imágenes -aún sin aroma- infundan ese hálito. El perfume siempre fue importante para mí, es UNA PROMESA EN UN FRASQUITO...nada dispara tan fácil el recuerdo como un aroma"

"El perfume es como el amor, sólo un poco nunca es suficiente".

 Estée Lauder


Es cineasta, egresado del INCAA, el primer tandilense en graduarse con esta especialidad. Da clases de VISION III, también Formato Audiovisual 3° año, en la carrera de Artes Audiovisuales de la FAUD de la UNMdP, también dicta en Olavarría y sigue dando talleres en Bs As. Javier López Actis (54) tuvo un padre escultor y genial, que diseñó el cine ALFA y alentó en su hijo el amor por las historias bien contadas. A los 5 años le habían regalado un CINEGRAF, donde Javier dibujaba su propio mundo de historias que se movían - o algo parecido al movimiento- que despertó su pasión: el cine, donde su abuelo lo llevó por años todos los días, porque en Tandil había por entonces 7 salas y cada día proyectaban todo y de todo: "Los cómics, la música, el cine, la literatura eran naturales en casa y las historias salían solas. Siempre tuve ideas para contar...y experimentar. Ya egresado, mi profesor Oscar Carballo que dictaba la cátedra de VISIÓN, me había abierto la cabeza, nos hicimos amigos y compinches. Recuerdo que allá por 1990 viene de Europa y me trae -según él- una joya: "EL PERFUME" novela del alemán Patrick Süskind que transcurre a mitad del 1700 en Francia; me dejó fascinado y recuerdo la frase "el perfume es el hermano del aliento" ... muy fuerte. Pensá que se escribió en 1985 y recién en 2006 llegó la película -21 años más tarde- pero el libro me dejó el desafío de lograr llevar al cine las sensaciones, no solo la emoción"


Por entonces Javier residía en capital y tenía una productora con un interesante volumen de comerciales basados en procesos, envases y secretos de la industria del perfume, todo lo que un clip publicitario necesita transmitir de manera concentrada y seductora. Ciertas cosas que nos ocurren están destinadas, este fue un caso.


Unos años más tarde Javier recala en Bariloche, en las laderas amarillas de retamas ...sacando fotos, un matrimonio italiano se lamenta que aquí no aprovechen su enorme valor textil. Así Javier descubre que las "retamas spartium", amarillas y naturales contra los Andes, provienen del norte de África, resisten suelos pobres y secos, son olorosas y de ellas se extrae el aceite esencial ''genêt absolu'', también un colorante amarillo y de sus tallos verdes una fibra muy delicada para textiles como sábanas, tan suaves como el algodón. Esto lo lleva a intentar destilar PARAMELA, que crece junto a las retamas, pegajosa, medicinal, olorosa, cuyo aceite esencial tiene propiedades miorrelajantes, antiinflamatorias, analgésicas... A esta experiencia le suma la lavanda y su primer intento con la ROSA MOSQUETA. La fascinación era realmente enorme. La rosa mosqueta tras perder los pétalos, deja un botón rojo y duro: allí anidan las semillas, que prensadas en frío dan un aceite exclusivo, pero para lograr 10 cm3 se necesitan 22 kg de semillas. La recolección es manual y requiere mucha gente, una enorme cadena de recolectores.

Javier ya había desembarcado en el mundo de las esencias, quedaría atrapado. Vuelve a Tandil, su madre ya era mayor... lo que decide el inicio de su propia destilación y confección de velas, aceites, sahumerios. Todo lo que pudiera estimular el mundo de las sensaciones a través de los aromas.


LOS AROMAS DE ORIENTE Cerca del año 600 a.C., Nabucodonosor II, era el rey de los caldeos en Babilonia (Babel) muy enamorado de su esposa Amytis (hija del rey de los medos) que vivía añorando su florida tierra. Las llanuras babilónicas se desperezaban entre los ríos Tigris y Éufrates, estando el palacio real en la cima arenosa y árida, protegido por murallas. El rey quiso regalar a su amada un jardín perfumado lleno flores olorosas, palmeras y verdes magníficos. Se rehicieron las murallas agregando terrazas, elevaron el agua con ruedas y poleas hasta arriba, para volcarlas a canales que regaban fuentes y canteros. Se plantaron centenas de cocos, palmeras, naranjos y flores traídas especialmente de Egipto y Persia. Esta enorme obra de ingeniería contigua al río que se apreciaba de lejos, fue una de las siete maravillas del mundo antiguo: Los Jardines Colgantes de Babilonia. Por una mala traducción de "pensiles" que significa saliente, balcón, terraza, la idea que "colgaban" desvirtuó el modo en que se presentaban. El geógrafo griego Estrabón en un escrito del S I a.C. los describe: "...terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras descansan sobre pilares cúbicos. Habían sido ahuecadas y rellenadas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas construidas con ladrillo cocido y asfalto, albergaban flores y pájaros. Desde la lejanía se observa el sorprendente verde en lo alto de las arenas" Amytis tuvo allí su patio privado pleno de naranjos amargos, de los que se extraía la esencia de NEROLI, tan a su placer, tan escasa y tan preciada. El aceite esencial de neroli necesita mil kilos de azahares para un litro de aceite purísimo, eso lo convierte en una de las esencias más raras y preciosas. Los naranjos son mediterráneos, y el uso de cítricos en cosmética nos llegan de la antigüedad, cuando ya se preparaban baños con sus flores y hojas para mejorar el estado de ánimo. En Judea, el neroli era la ofrenda más valiosa para honrar la mortaja de un familiar, era privilegio de los más ricos. Nardo y neroli fueron los aceites que María Magdalena y Salomé llevaron al Santo Sepulcro para ungir el cuerpo de Cristo. Lo citan los evangelios de San Juan, de Lucas y de Santiago. La unción con aceites perfumados en el judaísmo, se describe en el Éxodo, el Levítico y el Libro de los Hechos.


Javier dirige, guiona y produce en el mundo audiovisual. Exitoso en varias series y documentales, sobre todo una de cuatro episodios que emitió la TV Pública: "Las mil y una noches patagónicas", premiada en el Festival LATINARAB. También la testimonial "Quo Vadis", que narra la presencia árabe en nuestra Patagonia. Quizás el preludio de su vínculo con ese ombligo del mundo del norte africano, donde en Marruecos y cerca de Ouarzazate, existe una CIUDAD DE CINE: Ait Benhaddou, un pueblo fortificado que podríamos describir aun sin haber estado jamás allí, porque lo hemos visto en Lawrence de Arabia, en La Momia, en Gladiator, Alejandro Magno, Sahara, Babel... y Game of Thrones. En sus varios viajes a Marruecos, Javier López Actis incluyó en su itinerario "olfatear" el mundo árabe de las esencias.


La idea de "Una promesa en un frasquito" renace en él y desata un sinnúmero de justificaciones: "el aroma es visceral, incluso solemos decir NO TENGO PIEL con fulano o mengano, eso indica que el propio aroma individual decide el resto de las sensaciones y las emociones. Emanamos feromonas, si eso no fuera tan importante la naturaleza no nos habría dotado de esa posibilidad. El perfume no tapa nuestro olor natural...lo completa, lo combina; por eso hallar la esencia que nos quede bien no es sencillo y va cambiando con las horas o con el tiempo. Los aceites esenciales se usan en el hogar, en gotas para dolores, masajes, para el baño. Se usa en difusores, vaporizadores... tanto menos dilución y más puros, mejor es la esencia. Yo no creía mucho en la AROMATERAPIA, la aceptada con cierta reticencia. Un día, desde la mañana me dediqué a hacer velas de ylang-ylang: una flor anaranjada muy usada en Asia, India y Filipinas. Es fácil reconocerla porque en India se usa en las bodas para crear el famoso "camino de la felicidad," al pisarlas todo se inunda de un aroma fuerte, dulce, amaderado, con toques de jazmín, azahar y hasta anís o pimienta. Pues a la noche, cuando terminé mis velas sin haberme detenido en todo el día, mientras armaba las cajas estaba eufórico, como drogado, bailaba solo y me reía... una locura; ¡me convencí que el ylang-ylang te daba felicidad! Con el tiempo hemos aumentado la conciencia sobre el beneficio de los aromas, de su influencia en nuestro bienestar. Ya lo dije, es bíblico; es una ofrenda: los Reyes Magos trajeron a Jesús incienso y mirra (una corteza resinosa de Anatolia), en las iglesias medievales todavía se usa el BOTAFUMEIRO colgando de las vigas más altas para llegar con el aroma del incienso a todas las naves... pero también lo usan los chinos, los taoístas, budistas, los judíos usan aceites puros en la mortaja de sus muertos. Cleopatra perfumó las velas de sus naves para conquistar a Marco Antonio y evitar una guerra y un aroma pudo más que las armas. Roma misma tenía un barrio dedicado a la confección de las esencias: el Vicus (barrio) Thuriarius, en cuya plaza Seplasia se juntaban los perfumeros desde el S II a.C con esencias de tomillo, azafrán, lavanda y laurel. Los árabes hacen toda una cultura del Oud, del neroli, del azahar y las rosas. Sería muy difícil separar los aromas de la evolución del hombre. Y todas las religiones usan velas, creo que el aire, la tierra que nos sostiene y el plasma del fuego -como elementos cardinales- solo necesitan el agua para estar completos, una fuente es suficiente, por eso las plazas árabes o andaluzas tienen fuentes y naranjos... ¿Quién no prende velas? todos prendemos velas, para el dios que sea, en el templo que sea o en casa, para celebrar, para recordar, para seducir. No es una casualidad sino una causalidad"


Este año, Javier programó su último viaje a Marruecos para llegar a tiempo a la recolección de las famosas rosas damascenas, en el valle del Dades donde un pueblo antiquísimo llamado Kelaa M'Gouna es líder en el proceso y destilado de esta rosa única. Empiezan la recolección antes del amanecer, mayoría de mujeres para enormes volúmenes en un proceso que no debe demorarse para mantener la calidad. Este "Valle de las rosas" sigue las técnicas milenarias y en marzo revienta de un rosa fucsia fuerte que tiñe el paisaje de manera irreal.


La destilación proveniente de Kelaa M'Gouna cubre el 50% del mercado occidental de esencia de rosas damasquinas, Bulgaria y algunos países asiáticos completan el resto.


Maravilla de charla, de imágenes y perfume... con un cineasta, un profesor de cine con miles de millas transitadas y una sensibilidad que supera la imagen, el movimiento y el sonido, cuando muestra ese lado que no se ve, donde guarda sus esencias fantásticas, revelando que son tan únicas como su curiosidad y su talento.

Gracias Javier.


Facebook: VELAS DE LAS SIERRAS

e-mail:  javierlopezactis@gmail.com

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

Últimas noticias

GALERÍA DE FOTOS DEL DESFILE

GALERÍA DE FOTOS DEL DESFILE

¡Viva la Patria!


2008 - 2019 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados