CULTURA

¡Vamo' arriba La GrataFlora!

27/02/2019

"La GrataFlora", es la nueva revista literaria que ya anda dando vueltas por Tandil y las redes. Gonzalo Grela y Bernardo Bruni, impulsores del proyecto que compendia el trabajo de varios artistas, nos contaron los detalles de la publicación.

Gonzalo Grela es el editor principal de esta revista literaria, "La GrataFlora". Narrador, docente, en las letras y las artes marciales, a veces al unísono. Entre sus preferencias está la redacción de artículos y cuentos, aunque también el ferné, confiesa. Ficción, periodismo, radioteatro, música, todas paranoias del no poder callarse un rato. Esta revista, es el intento presente de esa imposibilidad de quedarse quieto. Lo acompaña en la edición y en el ferné, Bernardo Bruni: otro charlista, tecladista o guionista de radio hasta conductor. Hubiese querido ser albañil pero no tuvo la inteligencia, ni menos el coraje.

Juntos dieron vida a un ensayo de novela que llamaron "Diálogos desde el infierno" por el año 2011, a la vez que formaban parte de la banda de blues "Fe de Ratas" (2008-2014?), allí no ahorraron en penurias que aquí deberán aparecer narradas. "La CONferencia" (2014-2016) fue el programa de radioficción que idearon junto a Ezequiel Camio, redactando charlas, guiones y cuentos radiales. De aquellas emisiones constan dos años de grabaciones. "La Grataflora" es el cuarto proyecto en el que se embarcan juntos.

Ambos, charlaron con El Diario de Tandil.  Gonzalo nos adelantó: "La revista literaria La Grataflora es ante todo gratuita. Cualquiera puede ver y descargar todo su contenido en el sitio de internet lagrataflora.wordpress.com. Nuestra idea fue volcar este material literario ilustrado allí para que luego si fuera posible, se convirtiera en una revista papel, formato libro, que tenga cierta asiduidad."

Bernardo en carácter de coeditor y cómplice nos explica: "Lanzamos en enero un preventa a sólo $250, que tuvo una amplia repercusión, y finalmente hace unos pocos días llegó el material impreso, el cual está a la venta por sólo $400."

"Según fuentes confiables, como la voz autorizada de Néstor Dipaola: no ha habido en la ciudad otras experiencias de revistas literarias editadas en este formato...". Aclara Gonzalo.

"Este es el volumen número uno de La Grataflora, que viene acompañado por su anverso (es decir por la parte de atrás, invertida) de un libro de cuentos: Temporadas Geselinas, de mi autoría."

Sobre el contenido del libro-revista, aseguran que "se compone básicamente de ficciones, cuentos, artículos, microrrelatos, y ensayo. Diversos autores jóvenes de la ciudad presentan allí algunas de sus ideas, a la vez que también aparecen ilustraciones de diversos artistas locales. Quince artistas locales, y un objetivo único, pasar un buen rato con la lectura".

Sobre la repercusión en el público lector nos dicen "ya muchos nos conocen de la obra anterior o por el material radial producido, que tenía mucho de literario. Aunque nos encontramos con nuevos lectores que a veces por temor a que el material sea una bazofia o por mera simpatía, nos dicen "después te digo que me parece", o "después te hago una devolución". En principio no queremos ninguna devolución, preferimos se queden con el libro (risas). No es que no nos importen las opiniones de los lectores, simplemente es que ya es tarde, la revista ya está ahí. Y está ahí sólo para disfrutarla. También para que la disfrutemos nosotros como lectores de obras e ilustraciones de otros artistas, o para releer obras propias, que suelen tener otro sabor al reencontrarlas tiempo después, y en papel".

Al consultarlos por la forma del público para hacerse de un ejemplar nos dicen: "en principio los que compran este primer número, son para nosotros suscriptores, tenemos la pretensión de que la cosa le guste y dentro de unos meses tengan ganas de tener el número dos. Los interesados pueden hacer su pedido al Facebook de La Grataflora, escribiéndonos un mensaje,  le acercamos un ejemplar."

Gonzalo nos dice "Entre las páginas corren textos de historia local, como los picapedreros, o nacional como la vida del bandido rural Mate Cosido, textos humorísticos, o de onda poeticidad lírica. En el proceso de edición de la revista, es decir, del pasaje de lo digital a lo que terminaría en papel, pasaron muchas cosas afortunadamente ¿no? Entre ellas, este texto, que iba a sin ilustración, y que primeramente fue publicado con una foto medio aleatoria de un ave, ahora cuenta con una excelente ilustración del artista Alfredo Retamar.El cuentículo "El pájaro más solitario del Mundo" pertenece a Bernardo Andrés Bruni...

El pájaro más solitario del mundo

Murió Nigel "el pájaro más solitario del mundo". Nigel, un alcatraz que vivía en una pequeña y remota isla en Nueva Zelanda, fue hallado muerto esta semana, rodeado de las docenas de estatuas de pájaros a las cuales parecía considerar su familia. En 2015, un grupo de conservacionistas atrajo a Nigel 'El Solitario' a la Isla de Mana, una reserva científica en la costa oeste de Wellington, utilizando 80 aves falsas. Los científicos esperaban que los señuelos de concreto atrajeran aves reales para establecer una colonia en la isla, pero durante años Nigel fue el único alcatraz que llegó. Sin ninguna compañía real, Nigel se enamoró en particular de una de las aves falsas e hizo todo lo posible por "cortejarla", incluso le construyó un nido con tierra y algas marinas. Año tras año, Nigel cuidó de las "frías plumas de concreto" de su compañera, informó The Guardian.

"Si él estaba solo o no, ciertamente nunca obtuvo una respuesta de sus 'compañeros', y esa debe haber sido una "experiencia" muy extraña. Creo que todos teníamos mucha empatía por él, porque él tenía esta situación bastante desesperada", dijo el guardabosques del Departamento de Conservación Chris Bell, quien también vive solo en la isla.

Como final de la tragedia, esta semana el cuerpo de Nigel fue hallado junto a su amor de concreto. El solitario alcatraz murió en ese nido de amor no correspondido, con el vibrante plumaje naranja-amarillo de Nigel, contrastando con la desgastada pintura alimonada de la estatua. "Ciertamente me siento triste. Después de verlo sentado allí año tras año con su compañera de concreto, se siente como si no hubiera terminado cómo debería haberlo hecho. Nigel murió justo al comienzo de algo grandioso, cuando al fin comenzaban a llegar otras aves a la isla. Hubiera sido agradable si hubiese podido esperar unos años más y hubiera encontrado una compañera con la cual tener crías", señaló el guardabosques.

Agrego yo, ¿Por qué NIgel eligió a esa ave falsa, de entre las 80 que habitaban su isla? ¿Que tendría de único para él? Me niego a creer que fue un pájaro solitario. Hay dos opciones, o en su inconsciencia animal agotó su vida con la convicción de estar amando a un ser real, o bien en un rapto de conciencia asumió su soledad y amó ese disfraz hasta el final sabiendo todo el tiempo de la farsa. Cualquiera de los dos caminos, concluyen - tragicamente - en que Nigel amó. Y amo verdaderamente.

Eligió vivir el resto de su vida acompañando a la más bella Alcatraz Australiano que la Isla de Mana pudo concebir, intentando cortejarla de la forma más meritoria, a pesar de la inmutable piel de concreto y la mirada esquiva, clavada en el horizonte. Amó, sin recibir nada a cambio, porque para Nigel elegir a quien amar entre todas las aves, entregar el más dedicado cortejo, la mejor prosa, la más puntual postura, aunque sea en vano, y hacerlo sin condicionamientos ni recompensas, es la mejor forma de amar. O acaso la única.

 

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2019 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados