Papel

JAVIER DOGOVICH - TRENES

27/02/2019

"Por los '80 el B°25 de Mayo era campo, y pasaban los interminables trenes de carga. Las zorras a motor solían llevarnos hasta la playa de maniobras o al galpón de máquinas: señales, cambios de vías, era un viaje fantástico en un mundo mágico"

 "Sólo podemos notar que el pasado es hermoso porque se expande más tarde.

Nunca nos damos cuenta de una emoción en el momento".

 Virginia Wolf

La idea de reproducir modelos a escala de ferrocarriles, su entorno y recrear verdaderas ciudades en miniatura, es objeto de fascinación para muchas personas. No es un "juego de niños", aunque fascine a los niños. Probablemente sea el rescate histórico más tangible y con acceso al gozo inmediato. Maquetas de paisajes, personas, estaciones, túneles y puentes, puertos y grúas, lagos y ríos, subidas y bajadas. Todo funcionando con electricidad, a escaso voltaje inician allá por 1859, en Alemania con los primeros trenes de hojalata: hoy superfamosos "Märklin". Siguió Inglaterra y Francia, al punto que en 1900 establecieron ciertas normas para fijar escalas más o menos normatizadas. Había nacido el FERRO MODELISMO.


En Tandil hay muchos exponentes y algunos por tradición familiar. Pero mi búsqueda fue por alguien sin raíces ferroviarias, sin otro estímulo que alguna chispa interior por esta pasión.


Llegué a Alberdi y Del Valle donde una rotisería ofrece una gastronomía casera, de barrio. Muy lejos de una pasión como la modelaría ferroviaria. Allí, esperándome LEANDRO JAVIER DOGOVICH (44), calmo, potente, decidido y laburante. Remontamos hasta el abuelo paterno montenegrino, de aquella Yugoeslavia previa a Sarajevo de los '90, el abuelo Dragisa que le ensenó a usar herramientas y con quien oía opera. Y esa abuela materna... Clarita, judía: "Dura y generosa, sabia, que me hizo amar a Frank Sinatra, mientras mi abuelo materno coleccionaba y fabricaba armas con una exquisitez que aun recuerdo, era tan hábil con las manos que pienso en la selección de mi ADN, y tengo un poco de cada uno de ellos. Y el mandato eslavo de TRABAJAR sin hacer caso del cansancio".


Javier vivió en Bs.As. hasta los 7 años, cerquita de la Estación Merlo y su papá viajaba cada mañana hasta Callao y Santa Fe (trabajaba en la antigua librería RECIO). Para Javier, ese viaje era fantástico y su imaginario ya urdía la trama de "tener un tren propio". Sonríe al recordar el inicio de los '80 "Por entonces nos mudamos a Tandil, al B°25 de mayo, que era campo... libertad absoluta y la maravillosa playa de maniobras del FFCC. Pasaban los interminables trenes de carga, era increíble...y las zorras a motor solían llevarnos hasta los galpones de máquinas o al apeadero de descarga. Las señales, los cambios de vías, los enganches y desenganches de vagones. Era un viaje fantástico, era mi mundo mágico. Yo no vengo de familia ferroviaria, no viví la época de LA FRATERNIDAD, ni siquiera la época gloriosa de los trenes argentinos, pero aún así siempre sentí una conexión" .


Muy para adentro, como él se define, Javier fue camionero porque nunca tendría la posibilidad de manejar una locomotora. Estudió en la técnica y al heredar la habilidad manual y creativa de sus abuelos y la tenacidad de su abuela, la mecánica le fue siempre sencilla y efectiva. Trabajo por 14 años en RIO PARANA, hasta que hace menos de tres años ( pre-quiebra) decidió irse en buenos términos: "me puse esta rotisería, porque amo cocinar, eso también viene de mi abuela Clarita, yo elijo los productos y hago todo el proceso de masas, salsas, rellenos, y así esta esquina empezó a tener movimiento... ahí decidí tener mis trenes, MIS AMORES, que le compiten el podio a Valentina, mi única hija que estudia medicina y es lo más grande que Dios me dio. Tengo mi tallercito para aislarme, curiosear por internet todo lo nuevo sobre trenes, comprar, definir mis DIORAMAS... tengo uno bastante grande con 3 trenes de pasajeros (2 de larga distancia y 1 suburbano) y 2 trenes de carga con sus máquinas, estaciones, playas de descarga, camiones y palas...hasta clarks para estibar lo que se baja. Imaginate que, por la escala, una persona mide 1 cm".


La charla fluye naturalmente para enterarme que un "diorama", es esa escenografía planificada para que el tren haga todo lo que hacen los trenes verdaderos, tiene una parte automática como señales, barreras y semáforos y un panel de control de operaciones para manejar velocidad, dirección, señales específicas , iluminación de las ciudades, rutas y vagones, y algunos detalles de las estaciones. Verlo funcionando requiere una posición de espectador: nunca debe verse todo el recorrido, y las formaciones deben aparecer y desaparecer ya sea tras una montaña, un túnel, reaparecer en un puente, o mantenerse en una estación mientras otra cruza. El diorama de Javier cuenta con cuatro trenes con sus vagones en un recorrido serpenteante que sube y baja. Una coreografía planificada, pensaba, armada y estudiada para el efecto visual. Hay algo de magia, porque al verlo uno ve trenes y personas, y árboles mínimos. Saqué las fotos, y al revisar veo algo inusitado: parecían reales, absolutamente reales... en las fotos, donde el plano no incluía un elemento de referencia... parecían trenes, personas, arboles, barreras DE VERDAD. Ese efecto se denomina "perspectiva atmosférica", y es toda una ciencia del modelismo, son los detalles: "De eso se trata, se compran gran parte de los trenes, pero por fragmentos...hay que recortar ventanillas, hacer portones, armarlos, pintar y agregar todos los detalles. Las vías, las ruedas vienen casi listas, pero el resto pide artesanía infinita. El pastito es aserrín pintado con un acrílico, bien seco se pasa por un colador y así se pega al piso. Uso papel maché, telgopor, fibras de nylon deshiladas de una reposera vieja para los pastos altos, luces mínimas hasta recuperadas de un viejo control remoto... aquí la creatividad te guía. Puedo estar cansado, renegado con una factura de luz, pero mi UNIVERSO ME LLAMA, y voy, me calma. Mi taller es solo mío, pocos amigos han entrado allí. Creo que ahí cultivo el amor...estoy convencido que no es el dinero el arquitecto del universo, sino el amor y la pasión".


FFCC: historias que partieron Está entre los hobbies que más crecieron en los últimos 20 años, supera el criterio de "coleccionismo" anidando en nuestra historia no tan lejana y su ausencia en un hoy que los sigue necesitando. No son "trenes chiquitos" son replicas A ESCALA, que varían desde 1:22,1:32,1:45 hasta 1:220; a lo que se agregan las diferentes TROCHAS. Internacionalmente la más utilizada es la de 1.425 mm. Nuestro país tiene su antigua red en 1.676mm. Y en el ferro modelismo la más usada es la escala llamada HO: 1:87, trocha de 16,5 mm (representando a 1.435 mm).

Para los expertos, la iniciación en este hobby requiere una decisión sobre el lugar disponible para elegir la escala y el estilo de maqueta, el nivel de detalle de los modelos y la disponibilidad económica ( www.portaldetrenes.com.ar - Andrés J. Bilstein)

Nosotros lo vemos con enorme nostalgia, pero en este siglo XXI los trenes reales y funcionando son una propuesta de transporte en pleno auge y desarrollo, con una infinita variedad de diversas mecánicas, combustibles -hasta el hidrógeno en Alemania-, y diferentes características técnicas... desde trenes ingleses o franceses, estadounidenses o japoneses, los trenes chinos y rusos por la áspera Mongolia; hasta novedosos desarrollos canadienses y australianos para minería que no poseen chofer. El ferro modelismo nos ENSEÑA.

Hay que decir que, en la postguerra, Argentina llegó a tener casi 50.000 km de vías funcionando, hoy apenas llegamos a los 4.300 km...porque sumamos la red de capital y sus servicios suburbanos. La red ferroviaria global más extensa la tiene EE.UU.: 250.000 km.

Como escribió nuestro querido historiador, el Prof. Daniel Eduardo Pérez "cuando el 19 de agosto de 1883, alrededor de las catorce y treinta llegaba finalmente el tren a Tandil, fue recibido con algarabía por todo el pueblo. Esto significó un impulso nuevo dando lugar al nacimiento del barrio de la Estación. La avenida Colón cobró una vida extraordinaria y como paso obligado se colmó de comercios y fondas que la llenaron de vida. Similar situación se produjo con la aparición de un nuevo y populoso barrio: Villa Italia" .


VOCABULARIO


Acoplamiento: Unión entre dos piezas rodantes. Sinónimo de enganche.


Balasto: Capa de grava para asentar y sujetar la vía del ferrocarril.


Boggie: Palabra inglesa, referida al bastidor que soporta de la carrocería de un vagón. Desde cuatro ruedas hasta múltiples según la longitud.


Catenaria: Hilo conductor suspendido sobre las vías sujeto por postes, que para alimentar eléctricamente a las locomotoras.


Cruce: Punto de intersección de vías con diferentes direcciones


Desvío: Mecanismo mediante el cual un tren puede pasar de una vía a otra.


Diorama: maqueta donde se escenifica algún tipo de situación. Un espacio escénico de tamaño reducido a escala perfecta.


Galga: En ferrocarril es la unidad que mide la distancia entre la cara interior de los carriles.


Galibo: Arco de hierro en forma de U invertida que sirve para ver si los vagones exceden las dimensiones máximas tolerables en puentes y túneles.


Pantógrafo: mecanismo de varillas que pivotean desde el techo de los vagones para tomar la electricidad de la catenaria


Plataforma giratoria: Aparato rotatorio utilizado para girar a las locomotoras, bien para cambiar su sentido de circulación, bien para introducirlas en la rotonda.


Señal: placa en la vía para indicar cualquier incidencia. Incluye SEMAFOROS


Traviesa: (durmiente) pieza de madera o de hormigón sobre la que se sujetan los rieles.


Trazado: Recorrido de una vía punto a punto


Vía muerta: Ramal sin salida.


Javier trae unas empanadas gloriosas, que sinceramente recomiendo, cambiamos ideas sobre lo que el tren significa en la literatura y el cine. Se ríe: "Y...sin trenes los amores de tantas películas no hubieran existido y tampoco los de la literatura! La acción de james Bond, los espías, los refugiados, los enamorados, terroristas...o sencillamente viajeros; en clase turista o en camarote, porque también allí siempre hubo diferencias sociales. Creo que hay trenes en la vida de todos..."

Hoy los tenes siguen corriendo en el resto del mundo, a gran velocidad por Europa, Asia, la estepa rusa, cruzan el Canal de la Mancha por el Eurotúnel uniendo Paris con Londres en 2 horas 20 min, se llama EUROSTAR y cuesta 63 euros. Aquí en este portal en abril de 2016 fue nota de tapa el trabajo de Jorge y Laura Alcatena, ferro modelistas tandilenses reconocidos. Y hay más. Ya en mi estudio, repasando las notas de la entrevista con Javier Dogovich, se me ocurre que algún galpón bien acondicionado con tantos amantes de los trenes para dar charlas, talleres, enseñar estos saberes mágicos a los jóvenes, que a simple vista se los nota "faltos de pasión", y eso significa una vida deslucida, no sería una idea utópica. Javier lo sugirió: "muchos problemas del desaliento en los jóvenes, o su desinterés por todo... podrían arreglarse suavemente con estas iniciativas, he visto proyectos como el DESAFIO ECO-YPF, y los estudiantes se apasionan. Eso hay que ponerle a la vida para cambiar un rumbo: pasión. Creo que estas cosas desafiantes y bellas son el brillo mágico que cualquier vida necesita"

Me despido feliz de descubrir otro personaje valioso y con el martilleo en mi cabeza de soñar el tren en nuestro país tal y como en la post guerra: con 50 mil kilómetros de vías funcionando, más moderno, más rápido, más eficiente, más siglo XXI.

Email: javierdogovich@gmail.com

Facebook: Trenes A Escala Tandil Ferromodelismo

N de la R: Si conoce un vecino que tenga un hobby o una dedicación totalmente alejada de su profesión u oficio, envíe un mail: berestainhelena@gmail.com

Es bueno conocer cuantas cosas hermosas podemos descubrir y disfrutar. 

Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2019 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados