CERRO METALURGICA

La peleó como un soldado Romano

11/10/2018

El titular de la Unión Obrera Metalúrgica a nivel local fue quien más luchó para que la fábrica continuara abierta. Realizó una pelea desigual durante muchos años.

Por Eugenio Martínez

En un momento sintió que lo dejaron sólo. Miró a su alrededor y presintió que le estaban por clavar un puñal. No pasaron demasiados segundos cuando escuchó que: "El cierre es inevitable".

Carlos Romano, a él me refiero, se vio peleando con un mondadientes ante un ejército que parecía complotado en arrancarle la última esperanza que tenía para ver sobrevivir a la empresa insignia de Tandil.

La Metalúrgica, la que defendió con uñas y dientes en los últimos años, se caía, cumpliéndose aquellos pronósticos que dio y pocos quisieron escuchar.

"Cuando tomó el control Renault, había 115 clientes y ahora está únicamente Scania, si eso no es vaciamiento", solía contar a quien quisiera escucharlo y con esa muletilla se paró frente a los responsables de la empresa, quienes sabían lo que estaba diciendo, pero nunca les interesó.

Hoy ya es tarde. Se dirá que el 11 de octubre de 2018 se anunció el cierre definitivo de Metalúrgica Tandil. Lo que nunca se podrá decir es que más allá de sus errores o aciertos, hubo alguien que siempre gritó a los cuatro vientos lo que estaba sucediendo.

Quizás esa sea la bronca que denota su mirada. Es posible que mastique la rabia del dolor de tener sobre sus espaldas el cierre del ícono de la ciudad, pero le quedará la tranquilidad de haber hecho todo lo que estaba a su alcance.


Envia tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento


2008 - 2016 © www.eldiariodetandil.com | Todos los derechos reservados